WHAT & WHERE. ¡RECIBE DESCUENTOS ÚNICOS!

MENTE

MINDFULNESS PARA REDUCIR EL ESTRÉS

1 OCT 2017
Por: Sandra Romero
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Twitter
  • Icono social Pinterest
  • Icono social de Google

Si buscas una estrategia sencilla y puntual de cómo afrontar mejor el estrés, ¡sigue leyendo!

Primero retomemos un poco sobre que es Mindfulness. Mindfulness puede resumirse como de prestar atención con propósito. Es una habilidad humana que nos permite darnos cuenta de lo que está pasando en nuestra mente, cuerpo y entorno, haciendo esto sin dejarse arrastrar por los pensamientos o emociones. Practicar Mindfulness de manera cotidiana trae beneficios pues es una manera de aprender a disfrutar el momento presente sin estar en piloto automático o poniendo toda nuestra energía a cosas del pasado o preocupaciones del futuro, así que no cabe duda que esta práctica es una aliada en momentos de estrés.

¿Pero qué es el estrés? Es importante aclarar que el estrés no es el enemigo, el estrés es solo una reacción física de tu cuerpo ante las demandas del día a día. Cuando esta demanda es muy excesiva y no contamos con los recursos de afrontamiento nuestro nivel de estrés se eleva. La otra realidad es que una gran parte de lo que nos genera estrés es la anticipación a situaciones que todavía no pasan (realizar pagos, entregar un trabajo, un examen, una plática pendiente, etc), esto se llama estrés por ANTICIPACIÓN, y el estar constantemente o permanentemente anticipando los riesgos o preocupaciones de la vida evita que podamos sentir bienestar y poner atención a mis actuales emociones, necesidades, pensamientos y cuerpo.

¿Qué hacer? ¿Por dónde empiezo?

Existen miles de ejercicios para entrenar a la mente a ser más Mindful, en este artículo te platicamos de una estrategia en específico que ya puedes empezar a implementar en tu rutina antes de irte a dormir. De esta manera descansaras mejor y evitaras estar desvelada debido a que no dejaste de pensar o darle vueltas a tus pendientes.

La práctica se llama “exploración corporal” se trata de que escanees tu cuerpo parte por parte, lo puedes hacer acostado sobre un tapete. Empieza por poner atención a los dedos de tus pies, sube a tu empeine, el arco y tus talones. Recorre tu pierna desde el tobillo hasta los muslos. Siente tu pelvis y caderas. Recorre las sensaciones en tu estómago, espalda inferior y toda tu medula espinal. Siente tus hombros, antebrazos, palmas de las manos y dedos hasta la punta. Pon atención a tu cuello y todos los músculos de rostro, y así hasta llegar a la cima de tu cabeza. Mientras haces este recorrido trata de percibir la forma, el peso, pulsaciones, dolor, o hormigueo que presentas en cada parte. No olvides tu respiración a consciencia, y si te llegas a distraer con otros pensamientos simplemente vuelve tu atención a tu respiración y continúa tu exploración corporal.

Trata de hacer esto todas las noches durante una semana y lleva un registro de cómo te fuiste sintiendo día con día. Complementa tu práctica haciendo pausas para respirar y poner atención a tu mente y cuerpo durante el día, estas pueden durar 3 minutos si tienes poco tiempo. Pero son sumamente recomendables pues te ayudan a aclarar tu mente y reconectarte con tu cuerpo.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Tips para elegir tu banquete 
 
BODAS
Cómo conocer Perú: Low Cost
 
VIAJES
La capacidad de estar sola
 
MENTE
Tendencias Primavera 2018
MODA
Los mejores moteles de GDL
 
SEXO

Por ultimo no olvides darte tiempo para hacer actividades que te dan bienestar y te relajan, tomarte una copa, ver una película, salir con los amigos al café, un buen libro, una caminata, ejercicio, etc.

La práctica hace a maestro, la constancia te hará mejor, no a evitar el estrés pero si a recuperar un estado de bienestar más rápido y así no quedarte clavada con tus preocupaciones del mañana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LO ÚLTIMO

¿BUSCAS INSPIRACIÓN DIARIA?

® 2017  MUSTKNOW MAGAZINE