1/2

4 tips para elegir tu tapete ideal

Actualizado: 5 mar

En ocasiones, puede que ya tengamos nuestra decoración como buscábamos, pero hay algo que le hace falta para darle ese toque diferente. El tapete puede ser ese accesorio que haga la diferencia para tu espacio, y lo complemente a la perfección.

El tapete puede ser ese complemento extra que buscabas. En el siguiente artículo te compartimos algunos tips para elegir el ideal.


1.- Tamaño: Cualquier espacio se ve mejor con un tapete, siempre y cuando sea del tamaño adecuado para las proporciones de tu espacio. Un tapete, en cualquier habitación – desde la sala hasta la recámara- ayuda a unificar el área, define el área de conversación y es un punto focal clave.

Cuando el tapete es muy pequeño, hace que el espacio se vea fuera de proporción y le resta valor al diseño del espacio y los muebles. Una sugerencia es que las patas delanteras de los muebles estén sobre el tapete.

Para la recámara, busca que el tapete sobresalga de la cama. Para el comedor, busca que sea por lo menos de 60 cm más grande de cada lado del tamaño de tu mesa. Deja espacio entre el tapete y el borde de la pared para dar un poco de “aire” al mobiliario, por lo menos 20 cm. Por ejemplo, en el comedor, cuida que exista un espacio de circulación entre el tapete y la consola o buffet (entre 50 – 60 cm, desde el borde del tapete hacia algún otro mueble). Con ello no sólo lo harás más funcional, sino que el comedor se verá más grande.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

2.- Combinación: Dependiendo el estilo o look que le quieras dar al área, existen varios tipos. Para un look más artesanal o bohemio, puedes inclinarte por tapetes tradicionales de México y de otros países con gran tradición textil, como Marruecos, India o Turquía.

Para un look más escandinavo, busca colores tenues y estampados gráficos tipo chevron, rayas o zigzag. También te pueden funcionar bien los de tipo cowhide en este estilo.

Para un estilo más industrial, la recomendación es tapetes con textura y estampado pequeño.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

3.- Funcionalidad y belleza: Siempre es importante que la estética y la funcionalidad vayan de la mano. Por ejemplo, en el comedor decídete por un tapete de pelo corto para que sea más fácil limpiarlo, y que las sillas no dejen marcas sobre él.


Para pasillos inclínate por uno de tráfico pesado; y para el baño usa fibras artificiales para evitar la humedad, o un textil ligero y natural que se pueda lavar en máquina.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

4.- La base: Si tienes un tapate que te fascina, ya sea por el color o su estampado, considera usarlo como la base para elegir la paleta de color de la habitación. Es más sencillo elegir colores que combinen con el tapete, pues así puedes pedir la fórmula con el tono que tú prefieras, en vez de encontrar un tapete de un color en específico.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web


14 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo