1/2

Ácido mandélico y sus aplicaciones

Hoy les hablaré del ácido mandélico considerado el ácido más versátil y el favorito para tratamientos antienvejecimiento, para tratar el acné e hiperpigmentaciones.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

El ácido mandélico fue descubierto en el año de 1909 por J.W.Walker y V.K. Krieble al calentar un extracto de almendras amargas diluido en ácido clorhídrico.


Su nombre se deriva de la palabra alemana “mandel" que en italiano quiere decir almendra.

El ácido mandélico es un acetoxiácido, es un derivado lipofílico de los alfa hidroxiácidos y como buen alfahidroxiácido, el ácido mandélico posee numerosas aplicaciones en la industria cosmética, especialmente en tratamientos de imperfecciones de la piel.


El ácido mandélico es considerado uno de los mejores tratamientos antienvejecimiento, penetra en pieles grasas, produce una suave y progresiva descamación de la piel sin causar irritación ni quemaduras.


El ácido mandélico permanece en la superficie de la piel para actuar en la capa córnea y dependiendo de la concentración ya sea al 3%, 5% o 10% puede llegar a la epidermis pero no a capas más profundas.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Es ideal para pieles sensibles y con tendencia a pigmentarse por no ser fotosensibilizante no ocasiona hiperpigmentación de rebote, se puede usar sin problema en pieles mixtas, en pieles con acné , pues controla y normaliza la cantidad de grasa al penetrar el folículo piloso reduciendo así la proliferación de propionibacterium acnes, la bacteria causante del acné lo que es ideal para realizar un peeling para el tratamiento del acné.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Las propiedades del ácido mandélico es que es menos irritante que otros ácidos, es anti bactericida, inhibe la melanina, ayuda a blanquear las manchas y corrige el tono desigual de la piel, es humectante y exfoliante ya que elimina las capas superficiales de la piel a la vez que ayuda a rellenar las arrugas y líneas de expresión superficiales,activa la regeneración celular ayudando a renovar la piel estimulando la producción de colágeno, es de absorción lenta debido a su masa molecular de 152.14 g/mol muy diferente a otros ácidos, este es absorbido por la piel más lentamente, actuando en la superficie sin causar quemaduras e irritaciones, es un poderoso antioxidante, no es fotosensibilizate, tiene una acción despigmentante, elimina el acné y marcas de acné, es un hidratante labial y es utilizado como peeling suave.


En mis pacientes con acné tipo 1 y 2 utilizo el ácido mandélico conjuntamente con el ácido salicílico haciendo una sinergia que mejora por mucho las lesiones provocadas por el acné y aplico por último ácido hialurónico porque aunque sean pieles con acné es necesario hidratar muy bien la piel.


Para mis demás pacientes, les realizo una limpieza facial, coloco el ácido mandélico en porcentaje de acuerdo a su tipo de piel y el problema a tratar, dejo actuar el ácido por unos minutos y si se requiere, realizo una exfoliación química con el mismo ácido mandélico, espero unos minutos yo como profesional utilizo ácidos de última generación que no necesitan neutralizarse ya que por su tecnología no lo requieren y así mis pacientes están seguros de que no sufrirán ninguna quemadura, irritación o eritema (enrojecimiento en la piel) ya que son de uso profesional.


Recuerden que todo tratamiento requiere de tiempo y paciencia para ver el resultado final pero valdrá la pena totalmente.


Asegúrense de tomar sus tratamientos con un profesional para que su piel luzca más joven, radiante y sobre todo que ustedes estén seguros.


15 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo