1/2

Alimentación vegetariana y vegana


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Las dietas vegetarianas y veganas son aquellas que excluyen de su régimen alimentos de

origen animal. A lo largo de los años cada vez más personas deciden llevar este estilo de

vida, ya sea por razones de salud, medioambientales o éticas. Por consiguiente, al estar en auge estos estilos de vida, tanto supermercados, restaurantes y grandes cadenas de comida rápida tienen que adaptarse a estos cambios para poder satisfacer las necesidades del mercado.


La alimentación vegetariana excluye algunos tipos de alimentos de origen animal cómo;

  • Ovolactovegetariana; la más común del vegetarianismo en occidente, donde se excluye la carne y pescado, pero se incluyen huevos, además de verduras, frutas, legumbres y miel.

  • Lactovegetariana; se excluyen carnes y pescado, además de huevos, y solo se incluyen productos lácteos, verduras, frutas, legumbres y miel.

  • Ovovegeratiana; se excluyen carnes y pescado, productos lácteos, y solo se incluyen huevos (generalmente ecológicos), verduras, frutas, legumbres y miel.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Definición del veganismo

Según la ‘Real Academia Española’ el veganismo, “es la actitud consistente en rechazar alimentos o artículos de consumo de origen animal” tanto consumo alimenticio como de uso.


En puntos clave se puede resumir;

  • Aunque los requerimientos nutricionales son los mismos que en la población general, la forma de alcanzarlos es diferente y el asesoramiento nutricional a estos grupos requiere una perspectiva específica.

  • Con una adecuada distribución de los diferentes grupos de alimentos vegetales es factible alcanzar los requerimientos diarios de proteínas, hierro, zinc, calcio y ácidos grasos omega-3, además del resto de nutrientes.

  • La fuente principal de proteínas en las dietas vegetarianas y veganas son las legumbres, que además aportan hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas del grupo B y minerales como calcio, hierro, magnesio y zinc.

  • Se requiere suplementación de vitamina B12. En circunstancias concretas la suplementación con vitamina D, DHA y yodo puede estar indicada.


Las dietas vegetarianas implican generalmente unos hábitos alimentarios considerados saludables debido al elevado consumo de frutas, verduras y hortalizas, legumbres y frutos secos. Por ello, es habitual que los vegetarianos, en comparación con los omnívoros, presenten menores factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas como el IMC elevado, un inadecuado perfil lipídico o elevado nivel de glucosa en sangre.


Por consiguiente, las dietas vegetarianas bien planificadas podrían tener un efecto beneficioso en la reducción de factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas. Además, el seguimiento de este tipo de dietas por omnívoros durante un periodo determinado de tiempo podría mejorar sus hábitos dietéticos. No obstante, se considera necesario seguir investigando sobre el estado nutricional de vegetarianos y el posible uso de estas dietas con el fin de prevenir y tratar enfermedades.


Recuerda que cada recomendación es individual, acude con tu especialista de confianza


La información fue obtenida de:

  • Elena García-Maldonado, Angélica Gallego-Narbón, Mª Pilar Vaquero. Nutr. Hosp. vol.36 no.4 Madrid jul./ago. 2019 Epub 17-Feb-2020.

80 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo