1/2

Enfermedades y emociones


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Si te das cuenta, mucho del dolor físico viene del dolor emocional.

Te puedo dar estos ejemplos y sé que te vas a encontrar en algunos.

Cuando sentimos enojo nos puede doler el estómago, la cabeza y hasta la espalda unos minutos o días después, si no drenamos ese enojo y no lo trabajamos se queda atrapado en el cuerpo.



O cuando sentimos mucho peso emocional por tensión nos contracturamos " apretamos el cuerpo" como si estuviéramos a punto de recibir un pelotazo.

Si nos guardamos la ira o la tristeza y no la expresamos, la garganta se cierra y nos duele

todo lo que acumuló por no haberlo hablado.

Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Y esto nos pasa porque de nuevo, no estamos conectados con nuestras emociones.

Y a veces no nos damos un espacio para hacerlo.

El cuerpo manifiesta el malestar emocional con su sabio lenguaje.

Y si comprendemos este principio, lo que hay que tratar y curar es la causa nunca la consecuencia.

¿Qué hacemos regularmente cuando aparece un síntoma, un malestar o un dolor?

Solo ponemos atención al cuerpo sin ir un poco más allá.

Lo que necesitamos es comprender el proceso emocional que está detrás de eso.

Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Trata de ir adentro y observa qué emoción está detrás de tu dolor, de tu malestar.

Claro que hay excepciones como, malas posturas o quizá secuelas de un accidente.

Pero si nos enfocamos en todo lo anterior podemos escuchar al dolor, ¿Qué nos está avisando?

¿Qué me quiero decir? Estas respuestas son muy importantes.

NO tengas miedo de sumergirte en el dolor, hazlo en calma y con el propósito de saber cuál es su origen, para que lo puedas transformar en alivio y fluyas.


Tu tienes la habilidad de hacerlo, para cortar con esas emociones que están causando este dolor en el cuerpo.


Una vez que conoces la raíz de tu dolor vas a eliminar inmediatamente algo que se creó, así que tal como creaste un síntoma o un malestar lo puedes desvanecer con la sencilla tarea de observarte, escucharte, entenderte y así liberarte.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

11 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo