Las diferentes caras de la maternidad en la pantalla grande

Una de las etapas más increíble en la vida de algunas mujeres, puede ser también una increíble historia.

Las diferentes caras de la maternidad en la pantalla grande

El nacimiento de los hijos es uno de los momentos más bellos que pueden existir en la vida de las mujeres que han decidido ser madres. Verlos crecer, dar sus primeros pasos, decir sus primeras palabras o escuchar su primer carcajada, son situaciones que se quedarán marcadas en cada una y en un futuro, cuando los pequeños hayan crecido, te llenarán de nostalgia y orgullo.

Sin embargo, la maternidad no siempre es momentos color de rosa como por mucho tiempo se nos retrató en diferentes medios, pues las mujeres no dejan de ser seres humanos que están muy lejos de ser perfectas y al contrario, durante su proceso de crianza cometerán errores, en medida que aciertos, que las convertirán en la mejor versión de ellas para sus hijos mientras crecen como personas.

Por estas mismas razones, el medio cinematográfico no se queda atrás al momento de plasmar la relación que se forma entre una madre y sus hijos, desde diferentes puntos de vista, etapas de crecimiento y dilemas creados ante sus circunstancias personales y basados en su entorno social. Por eso traemos para ti una lista de películas que nos muestran diferentes perspectivas de la maternidad, en un claroscuro de sentimientos y emociones originados por este estrecho lazo.


1.-Juno

Ya casi convertida en una película de culto, este filme, que nos cuenta la historia de Juno, una adolescente de dieciséis años que descubre que está embarazada y el dilema que se crea ante la idea de un aborto por la imposibilidad de criar ella misma al bebé, idea que sin embargo, es rápidamente remplazada por la opción de darlo en adopción, por lo que con ayuda de su mejor amiga se dedica a buscar una pareja idónea para la tarea. Esta llega de la mano de Mark, un músico de poca monta y Vanessa, una mujer con grandes ansias de ser madre.

En esta cinta podemos ver dos polos que marcan la diferencia entre dos maternidades muy distintas; la de Juno, la chica que está a punto de dar a luz y sin embargo no tiene los deseos ni las aptitudes de ser madre, siendo una joven que apenas empieza a desenvolverse en la vida; y la de Vanessa, quien pese a no poder ser madre de manera biológica, la vemos prepararse y esperar pacientemente, a pesar de las dificultades que se plantean en el camino, la llegada del bebé que ella está dispuesta a criar como suyo, darle un hogar y cariño.

Una película con momentos cómicos desde lo sutil y lo cínico hasta el humor negro, seguro te encantará y te dará una visión de distintas maternidades abordadas de una manera ligera y divertida, recordando que no solo aquellas personas que dan a luz son aquellas que pueden ser llamadas madres.

2.-Los niños lobos

Hana es una chica que conoce al que sería el amor de su vida durante la universidad, un chico misterioso pero encantador con quien tendría dos hijos, productos de su amor. Puede sonar como un romance bastante común, pero lo que cambia totalmente el giro de la historia, es que el joven padre es un hombre lobo, lo que da como resultado que los pequeños sean un híbrido entre humano y lobo.

Si de por sí la maternidad ya te mantiene al pendiente de tus hijos, imagina el doble de trabajo por ser además niños con características semi animales, tales como la fuerza y energía; además súmale el hecho que Hana pierde a su pareja de manera abrupta, por lo que tiene que dedicarse a la crianza en solitario de dos niños de los cuales no entiende algunos de sus comportamientos e instintos heredados de la naturaleza de su padre.

Hana decidida a darle lo mejor a sus hijos y notando que la ciudad no es el mejor ambiente para ellos dadas sus peculiaridades, se muda al campo donde podrán vivir de manera más libre. La joven madre debe vencer los obstáculos que se le presentan, al tiempo que lidia con cada uno de los caracteres de sus hijos, quienes al crecer van desarrollando personalidades y actitudes totalmente independientes, mientras buscan su lugar en el mundo, adaptándose a un entorno distinto uno del otro y que Hana deberá apoyar para poder ver a sus hijos felices.

Esta es una de las joyas que la animación nos ha dado, con momentos divertidos, emotivos y algunos totalmente intensos que nos hará soltar una lágrima a más de uno, ¡seguro la amarás!

3.-Tenemos que hablar de Kevin

¿Ya dijimos que la maternidad no es sencilla? Pues tenemos que hablar de esta película. Tilda Swinton encarna a Eva, la nerviosa y constantemente frustrada madre de Kevin, interpretado por Ezra Miller, quienes nos brindan una magistral actuación de una madre estresada con la crianza de un hijo especialmente difícil, quien ya de pequeño se muestra reacio al cariño y actividades que a los niños suelen interesarles. Esto la lleva a tener conductas violentas directa e indirectamente con su hijo, sobre todo cuando se lo cuenta a su esposo quien no cree en lo que dice Eva ya que piensa que es normal la falta de interés y resistencia a cuidados de parte de su madre.

Con el paso del tiempo Kevin se vuelve más y más frío frente a Eva, quien no encuentra apoyo en su esposo, ya que sigue argumentando que incidentes ocasionados por su hijo son accidentes y en realidad él no tiene intenciones de lastimar a nadie. La creciente tensión entre madre e hijo con el paso de los años se intensifica y con ella la creencia de parte de Eva de que Kevin no se encuentra bien mentalmente, especialmente cuando la trama da un giro que te helará la sangre. Una parte muy importante que nos enseña este filme es que nos muestra una visión muy diferente de lo que normalmente se retrata, un lado más oscuro de lo que es la crianza de los hijos y una parte muy importante que pocas veces es primordial, la salud psicológica.

Pero lejos de buscar asustar a los padres o futuros padres acerca de lo que puede resultar el cuidado de los hijos, esta película nos puede enseñar una lección de lo crucial que es ver las señales de que las cosas no están yendo bien y poder atender a nuestros hijos, amarlos y apoyarlos para que tengan un crecimiento óptimo y saludable.

Definitivamente hay diferentes maneras de vivir el proceso de ser madre y también hay algunos que pueden ser más difíciles que otros. Siempre podemos encontrar historias que son increíblemente interesantes acerca de este tema, así que si quieres ver diferentes perspectivas de esta increíble etapa, espero que estas recomendaciones sean para ti, así que alista la botana y prepárate para tomar nota de las enseñanzas que estas películas pueden ofrecerte.

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo