¿Qué son los cereales? para elegir mejor

Los cereales son alimentos básicos para la población mundial, ya que son fuente de energía, además de su variedad de consumo, como el grano entero, harina para la obtención de derivados como el pan o las tortillas. Su composición nutricional es distinta de especie a otra y también depende de las condiciones de desarrollo como son el suelo o el clima.

Para la alimentación se utilizan principalmente: arroz, avena, cebada, centeno, maíz, mijo, sorgo y trigo.

Cereales

La proporción de energía aportada por los cereales, representa cerca del 50% de la energía alimentaria al día de cada persona. Así mismo el aporte de nutrientes como proteína, hidratos de carbono en su mayoría almidón y fibra dietética, siendo menor el contenido de azúcares (1%) en su composición natural, un pan con elaboración artesanal puede tener un contenido energético entre 200-280kcal/100gr.


A diferencia de los productos de bollería que contienen mayor proporción de azúcar (entre 6-13%) y de grasa (entre 3-30%) que puede ser vegetal (aceite de oliva, girasol, manteca de coco o palma) o animal (manteca de cerdo o mantequilla) y que pueden ir rellenos o con coberturas lo que elevaría el valor energético entre 300-560kcal/100g.


Las galletas son productos elaborados por una mezcla de harina, grasas y agua, que son sometidos a un proceso de amasado y posterior tratamiento térmico, sin embargo, se caracterizan por su elevado contenido energético (400-470 kcal/100gr) y una proporción de azúcares (25-30%) y su aporte de grasas saturadas en más del 50%.


Las pastas se elaboran con productos de diferentes sémolas o harinas procedentes de trigo, agua y sal, el valor energético es de aproximadamente 350 kcal/100 g, se caracteriza por el bajo contenido en grasa. No obstante, esto puede modificarse considerablemente si se acompañan de carne, queso, etc.

Los cereales de “caja” que normalmente se prefieren para el desayuno son elaborados mediante una técnica que implica moldear o formar una sustancia blanda o plástica mediante tratamientos de calor y fuerzas de corte y fricción mecánicas, el trigo, el maíz y el arroz son los principales cereales para su elaboración, ya que a su base se le adiciona con azúcar, miel, caramelo, extracto de malta, chocolate, leche en polvo o frutos secos puede elevar su contenido energético hasta 400kcal/100g, el contenido de azúcar es de aprox. el 50% y proteico entre el 5-15% y su contenido de grasa entre 1-7%.


La fibra que aportan los cereales ayuda a la regulación de glucosa, insulina y la reducción del colesterol en sangre, la prevención del cáncer de colon y de desórdenes cardiovasculares, además de protector de la flora intestinal.

Si bien los productos son derivados de éste grupo de alimentos, no significa que tengan las mismas características, mientras más industrializado sea, es probable que sus propiedades nutricionales no sean las mismas, los ingredientes añadidos, no siempre son la mejor opción; cómo el azúcar o las grasas.

Por lo tanto; prefiere consumir los granos enteros, cómo el arroz, opta por salvados de trigo, avena, el pan integral que contenga éstos granos y reduce la frecuencia de consumo de productos de bollería, pastelería y galletas.

Prefiere pastas integrales para acompañar tus comidas principales moderando el consumo de quesos y cremas en su preparación.

Recuerda ningún alimento es potencialmente dañino, depende de su frecuencia de consumo y preparación.

Para las personas intolerantes al gluten (enfermedad celiaca) se recomienda consumir alimentos con cereales libres de gluten.

Bibliografía.

Hernández Rodríguez M, Sastre Gallego A (eds.). Tratado de nutrición. Ed. Díaz de Santos. Madrid, 1999.

Facultad regional multidisciplinaria de Esteli. Revista Científica. Revista Multi-Ensayos. Vol. 4 Núm. 7 (2018).

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo