Salud previa al embarazo

Celebramos en mayo el día de la madre, una etapa que algunas mujeres deciden llevar a cabo, si se encuentra en tus planes ser madre entonces lee la siguiente nota.

Una mujer con un estado de salud óptimo tiene más probabilidades de tener un embarazo exitoso y un hijo sano, por ello el tratamiento nutricional desempeña un papel importante.

Salud previa al embarazo

Algunas veces la concepción ocurre en presencia de estados nutricionales o salud deficientes, dichas condiciones aumentan la probabilidad de que durante el embarazo se afecten tanto el crecimiento como el desarrollo fetal, al igual que la salud de la madre.


Algunos factores relacionados con la nutrición que pueden afectar la concepción o el embarazo son:

1. Bajo peso o trastornos de la alimentación se relacionan con cambios hormonales que reducen la fertilidad, por lo tanto, mantener un peso saludable sería un buen factor para mejorar la fertilidad.

2. La obesidad se relaciona con una diversidad de cambios hormonales y metabólicos que ponen en riesgo la fertilidad y la salud, donde también los trastornos asociados como síndrome metabólico (alteraciones de presión arterial, colesterol, triglicéridos, glucosa en sangre) y diabetes mellitus.

3. Hábitos como consumo de alcohol, tabaco o cafeína en exceso, moderar su consumo, así como mejorar la alimentación puede ser de mejor pronóstico para la salud fetal.

Ante éstas alteraciones previas a la concepción es importante tener un tratamiento para que el embarazo se logre en las mejores condiciones, por ejemplo, si has tenido cambios drásticos en tu peso corporal recientemente y planeas tener un embarazo probablemente sea mejor ajustar tus alimentos e intercambiarlos por opciones saludables, también incluir actividad física en tu estilo de vida.


En un estudio de Lanceta. 2018 menciona que en el período alrededor de la concepción (dos o tres meses antes y después) la suplementación con ácido fólico puede reducir el riesgo de defectos del tubo neural hasta en un 70% en lugar de solo suplementarlo durante el embarazo, por mencionar alguno.


Por lo tanto, tener cierto nivel de planificación de embarazo y la adopción de intervenciones como mejorar la alimentación, actividad física y suplementación antes de la concepción son requisitos distintos pero relacionados para mejorar la salud y lograr un embarazo exitoso, todo esto acompañado de las indicaciones médicas correspondientes.


Puedes encontrar información complementaria en:

1. Lanceta. 2018 5 de mayo; 391 (10132): 1830–1841.

2. Judith E. Brown. (2010). Nutrición en las diferentes etapas de la vida. Minnesota: McGrawHill.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo