1/2

Tendencias en diseño interior: El reinado del dorado

Ferias, exposiciones, escaparates, tiendas, locales, restaurantes… hoy en día el dorado inunda los nuevos espacios de exhibición del cromado y decoración.


Si bien es cierto que hasta ahora los metales dorados solían asociarse a una decoración ostentosa del tipo árabe o rusa, provocando rechazo en mayor o menor grado, la forma en que se trata actualmente ha hecho que tenga mucha más aceptación, gracias a unos materiales mucho más mateados y satinados, unas tonalidades achampanadas que conviven con el dorado de toda la vida y una presencia más sutil que antaño, basada en toques puntuales o zonas marcadas.


El dorado al ámbito de la decoración de interiores tiene múltiples aplicaciones, pero como una imagen vale más que mil palabras, vamos a ir desgranando dónde y cómo puede utilizarse para darle un toque de gracia a la decoración sin resultar excesivo.

El dorado en los baños


El baño es uno de los lugares que más se presta a la aplicación del dorado en su diseño. Grifería y pequeños toques en el azulejo son los puntos ideales para marcar estilo sin que tu baño parezca de Oriente Medio. Los marcos de los espejos son otro toque sutil que puedes utilizar si el material te provoca respeto y no te atreves a que su presencia domine el espacio. Y si deseas un baño sofisticado, una opción muy en tendencia hoy en día es combinarlo con el mármol blanco, que también está de plena actualidad.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

El dorado en la cocina

Esta tonalidad también ha conquistado este espacio dándole un toque de elegancia cuando se aplica en elementos puntuales, como grifería o fregaderos. Otra opción muy interesante para lograr un aspecto refinado y delicado es utilizar el metal dorado no tanto en la cocina en sí como en sus complementos, como las lámparas que iluminan la encimera o los taburetes que acompañan. Esta opción tiene además la ventaja de que, si algún día te cansas del material o pasa de moda, no tienes más que cambiar estos complementos sin tener que hacer obra en la cocina.

Si en cambio eres fan del material y quieres una presencia mucho más potente, también los hay que se atreven con las encimeras y las puertas de los muebles de cocina, consiguiendo un efecto de impacto que no deja indiferente.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

El dorado en revestimientos y pavimentos

Decorar una pared suele ser el quebradero de cabeza de muchos amateurs a la hora de decorar la casa. Instintivamente piensan en cuadros, láminas, fotografías, relojes o cualquier objeto decorativo para llenar el espacio.

Sin embargo, revestir las paredes de un material puede ser suficiente para rellenar una pared grande. Hasta ahora se había probado con papeles pintados, porcelánico tipo piedra y con molduras de pared de escayola, pero en la actualidad, mármoles y porcelánicos con dibujos geométricos enmarcados por tiras doradas hacen las delicias de interioristas y decoradores para conseguir paredes con carácter. Igual sucede con los suelos, donde el marcaje de cuadrados, rombos u otros diseños con filos dorados está a la orden del día en diseño interior.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

El dorado en el mobiliario

Por supuesto, el mobiliario no escapa al influjo del latón y los metales dorados, aunque no lo suele hacer en grandes masas (como sobres de mesa o aparadores) sino en toques sutiles, como en los brazos o las patas de las sillas, o en los tiradores de aparadores y consolas, consiguiendo un efecto sutil y exquisito.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

Complementos decorativos

El toque dorado en los complementos hace que el ambiente tenga un aire sofisticado de modo mucho más económico, sin necesidad de actuar en suelos o revestimientos que normalmente resultan más caros. Entre los complementos más habituales, espejos, apliques, estantes y complementos escultóricos de pared son candidatos perfectos para dar este toque, más presente cuantos más elementos o más grandes se coloquen.


Foto tomada de la web
Foto tomada de la web

En resumen, por lo que parece el dorado nos va a acompañar una larga temporada. No sabemos cuánto durará su reinado ni si durará tanto como el del cromado, pero sin duda es hoy una de las tendencias más marcadas del diseño interior, así que mientras tanto ¡a disfrutarlo!


6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo