UNA LUCHA POR NUESTROS DERECHOS, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

El 8 de marzo se conmemora el día de la Mujer, no se felicita por el hecho de ser mujer, sino por la lucha de nuestros derechos.

Lamentablemente la lucha feminista ha sido criticada y mal interpretada por las mismas mujeres, nuestra educación cultural y nuestra zona de confort no nos permite quitar esas telarañas que no nos dejan ver la realidad.


Desde la historia éramos seres para procrear, no eran escuchadas nuestras decisiones, no hacían valer nuestros derechos, no eran para nosotras las calles, no existíamos más para lo que les servíamos. Es por lo que comienzan en diferentes siglos las luchas feministas y aún seguimos luchando por llegar a una igualdad, el derecho al voto se consiguió por mujeres que lucharon por este derecho. No luchamos por nada, luchamos por lo que es nuestro.


Se que muchas dirán NO somos iguales, analicemos un poco, ¿En qué no somos iguales?

Mujeres, no somos iguales biológicamente, pero en todo lo demás sí lo somos. En una ocasión yo asistía a clases de defensa personal y aprendí que también la fuerza viene de la mente, tenía compañeras que me lo demostraron. Todo lo que queremos podemos hacerlo y esto viene desde que tú te lo crees. Después sigue brincar los obstáculos que nuestra cultura nos pone y es lo lamentable, es muy cansado ir esquivando, cada día tenemos oportunidades de obtener más herramientas para sobrevivir, pero al querer aplicarlas nos encontramos con las barreras.


Es por lo que el 8 de marzo no es un día de festejar por ser mujeres sino lo que nos ha costado ser reconocidas en este plano llamado vida.


Los mismos aprendizajes de que las mujeres somos seres emocionales, las mujeres seguimos creyéndonos esos cuentos. Pero no tiene nada de malo serlo, los hombres también son emocionales, solo que la misma cultura les ha hecho a ellos reprimirlas.

Luchamos por un respeto como seres humanos, un derecho que tenemos desde que nacemos. Cada día crece más el índice de lo feminicidios entre 7 y 9 diarios.


El feminicidio es cuando por el hecho de ser mujer no obediente, no cumplir expectativas de los hombres, estos abusan sexualmente, las matan y exponen como si fueran objeto. Su tolerancia a la frustración de estos hombres los hace que tomen esas decisiones, que no son justificadas.


Nuestra esencia real no la conocemos muchas veces por querer seguir cumpliendo esas expectativas de mujer que nos han impuesto.


Las luchas por la igualdad también les benefician a ellos, pero al aplicarla sienten que se les quitan privilegios, porque también traen un aprendizaje de cómo y que les corresponde a ellos.


Comencemos a valorarnos, a reconocernos y a no normalizar que lo que nosotras hacemos tiene menos valor que lo de ellos e incluso que hasta lo de otras mismas mujeres.

Las invito a despertar conciencia desde nuestras trincheras, si eres madre comienza una igualdad con tus hijas e hijos, recuerda que esto es aprendido y tú puedes hacer un cambio desde la educación que des, pero más con el ejemplo.


#PorNosotras

#PorUnaVidaLibreDeViolencia #NiUnaMenos



20 vistas

¿BUSCAS INSPIRACIÓN DIARIA?

® 2017  MUSTKNOW MAGAZINE