WHAT & WHERE. ¡RECIBE DESCUENTOS ÚNICOS!

SEXO

APRENDE A NEGOCIAR CON TU PAREJA

29/ OCTUBRE 2018
Por: Denisse García
  • Facebook Social Icon

Las negociaciones no solo se dan en las empresas, también en las relaciones de pareja. Las discusiones con tu pareja no son divertidas, pero con seguridad van a ocurrir. Y cuando pasen, quizás te preocupe que los lazos amorosos que existen entre los dos se desgasten. Pero no es así, pues las discusiones son un ingrediente necesario en la intimidad.

Estas son algunas de las tácticas que debes manejar antes, durante y después de una discusión. Si las lees con calma notarás que son sencillas, y si las pones en práctica te ahorrarás largas horas de disgusto.

Nunca hagas esto

Tender una emboscada: Es esencial elegir un buen momento para expresar tu queja. Si él o ella cree que va a tu casa a pasar una noche tranquila contigo, y en cuanto entra por la puerta empiezas a señalar  lo mal que se portó delante de tus amigos el viernes pasado, le estás tendiendo una emboscada. En el mejor de los casos, te responderá instintivamente, lo que te molestara más. Si ambos no están en disposición de discutir, nada se resolverá.

Extenderte en tus críticas: Limita la discusión a un sólo incidente. Agrupar quejas crea confusión sobre el motivo real de la discusión. Mantenerte enfocada/o permitirá resolver el problema en cuestión, en vez de crear otros nuevos.

 

Repetir: Si él o ella no capta por qué estás disgustada/o, sigues insistiendo, ¿verdad? Pues es un error. Si uno de los dos tiene que repetir, significa que el otro dejó de escuchar… y ahí se acaba la productividad.

 

Pelear sucio: El sarcasmo y las ofensas son recursos baratos. Hace falta madurez para no perder los estribos.

Aprende a negociar con tu pareja.

 

Insistir en discutir: No todos los problemas se pueden resolver rápidamente. Así que, aunque quieras seguir entrando en detalles, quizás el otro desea concluir el asunto, al menos por esta noche. Cada persona tiene su propio estilo para aclarar las cosas y necesita una cantidad de tiempo diferente para procesar lo que se ha dicho.

 

Exigir la disculpa perfecta: Cuando estamos disgustados, solemos pedirle a nuestra pareja que se rebaje y admita su derrota. Es crucial que dejes que el lóbulo frontal asuma el control y te recuerde qué es lo más importante: la armonía. Si él o ella te dice que lo siente, acepta la disculpa sin esperar que lo diga del modo “correcto”.

Resuelve el problema con tu pareja

Identifica el verdadero problema: Digamos que estás 100 por ciento enojada/o. Antes de leerle la cartilla, reflexiona, a menudo las peleas se deben a un problema más profundo del que está en la superficie. Al armarle un escándalo no mejoras la comunicación entre ambos, en cambio, si identificas lo que de veras te está molestando, él o ella podría concentrarse en esa dificultad mayor.

 

Mantén la calma: Los hombres están biológicamente programados para evitar los agudos gritos femeninos. O sea, si quieres que él te escuche, cálmate. Tomarte esos minutos te ayudará a actuar con amabilidad, lo que le mostrará a él que estás dispuesta a encontrar la solución sin perder la cordura.

 

Olvidar y seguir: Una vez que hayas oído lo que esperabas (una disculpa, la promesa de que se esforzará, una explicación de por qué piensa así), pasa la página. Muéstrate dispuesta/o a dejar los resentimientos una vez que hayas logrado tu objetivo.

 

Decirlo en voz alta: Cuando lleguen a un acuerdo acerca de algún cambio necesario, verbalizar con lujo de detalles, para que ambos sepan a qué atenerse. Por ejemplo: “De ahora en adelante, si me quedo trabajando después de las 8, te llamaré”. Así no hay malentendidos y no tendrán que pelear por lo mismo otra vez.

 

Aclarar: Antes de concluir, aclarale que, por tu parte, el asunto quedó resuelto, y pregúntale si él o ella piensa igual que tú. Así demuestras que te interesa el punto de vista de tu pareja.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Tips para elegir tu banquete 
 
BODAS
Cómo conocer Perú: Low Cost
 
VIAJES
La capacidad de estar sola
 
MENTE
Tendencias Primavera 2018
MODA
Los mejores moteles de GDL
 
SEXO

Concentrarse en sus mejores cualidades: Después de una pelea que drena, dedica un tiempo a analizar lo que amas de él o ella, aunque sea algo insignificante. Al recordar las buenas cualidades de tu pareja, mentalmente lo ves bajo una luz más positiva, y eso ayuda a equilibrar lo que te resulta irritante de él o ella.

 

Mandarle un mensaje agradable: No tienes que mencionar la discusión, sólo dile: “Gracias por hablar del tema” o “De nuevo, lo siento; te amo mucho”. Eso llega más profundo y crea buena voluntad. Cuando le haces este tipo de comentario, su instinto natural será reciprocante en algún momento. Es un gesto que le hace mucho bien a la relación.

 

Tocarlo (a). Le estás diciendo: “Sí, puedo enojarme contigo, pero aun así te amo”. Y si eso los lleva al sexo de reconciliación, ¡mejor! Por algo ese tipo de sexo tiene una reputación tan hot.

Denisse García

Lic. Psicología Clínica

Maestría en Educación de la Sexualidad Humana

Facebook: Psicologiaconbien

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LO ÚLTIMO

¿BUSCAS INSPIRACIÓN DIARIA?

® 2017  MUSTKNOW MAGAZINE