WHAT & WHERE. ¡RECIBE DESCUENTOS ÚNICOS!

VIAJES

PUEBLEANDO POR LA RIVERA DE CHAPALA

23/ NOVIEMBRE/ 2018
Por: Macarena Dávila
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Twitter
  • Icono social Pinterest
  • Icono social de Google

En ocasiones no tenemos tiempo suficiente como para tomarnos unas vacaciones largas, sin embargo, no es necesario ir muy lejos, ni pasar semanas enteras fuera de casa para respirar nuevos aires, descansar y conocer. A sólo 40 minutos de Guadalajara, tenemos el Lago de Chapala que se encuentra en su mejor momento, y una serie de pequeñas poblaciones y atractivos naturales y culturales para disfrutar en pareja, con amigos o en familia.

Ruta sugerida

  • Mezcala e Isla de Mezcala

 

Una opción para comenzar el recorrido es la población de Mezcala con su respectiva isla. Para llegar, es necesario tomar la carretera a Chapala y casi a punto de llegar, seguir las indicaciones hacia Mezcala o Poncitlán. Aunque la señalética no es la mejor, sí está presente por todo el camino. Una vez en el pueblo de Mezcala, la opción más viable es dirigirse al museo o al embarcadero para preguntar por una excursión a la isla. El precio es de aproximadamente 400 pesos por embarcación (caben hasta seis personas), puede variar dependiendo del tiempo que se desee permanecer en la isla.

 

Este hermoso lugar rodeado de naturaleza resguarda un sitio histórico, pues durante la independencia de México, Mezcala fue un reducto insurgente importante y más tarde, se convertiría en una prisión. A pesar de las historias funestas que encierra esta isla, los paisajes son maravillosos, así que no olvides llevar tu cámara fotográfica.

  • Comer en Chapala y foto en el malecón

Durante años, ir a comer a Chapala ha sido una tradición para las familias tapatías. Me refiero a que desde el siglo XIX, el gran mar chapalico ha conquistado los corazones de los habitantes de Guadalajara, hasta el siglo XX cuando Mike Laure popularizó el Beer Garden. Imperdible comer en este famoso lugar, que tiene una inmejorable vista y, además, su ubicación es ideal para pasear por el malecón después del almuerzo. Aunque en los últimos años se rumora que la cocina de este lugar no es la mejor, sin embargo la preparación de sus cócteles es bastante buena.   No olvides tomarte la clásica foto debajo del arco que reza: “Chapala, rinconcito de amor”.

  • Tarde Bohemia en Ajijic

 

Ajijic es un poblado sumamente pintoresco; lleno de galerías de arte, cafés y tiendas para comprar artesanía local. Ideal para una visita cultural y disfrutar de la oferta gastronómica. Su malecón es un lugar lindo y familiar, con juegos y espacios para sentarse a admirar la laguna. Además, todas las fachadas tienen pinturas interesantes, así como sus postes de luz. Caminar por sus calles empedradas es un deleite visual, por lo que la cámara debe de estar siempre lista y a la mano.

 

Los restaurantes, bares y cafés de la calle Colón, en la plaza con el quisco, son de excelente calidad y precios accesibles. Frente al pequeño templo de Nuestra Señora del Rosario, de esa misma plaza, se encuentra una librería con libros en inglés y nieves hechas con leche de cabra, ideales para los intolerantes a la lactosa y una excelente idea para probar algo nuevo. Por la misma calle de Colón se llega a un paseo peatonal, bastante agradable y lleno de tiendas y lugarcitos donde disfrutar de un rico postre o una bebida hidratante para continuar con el recorrido. Pero, si deciden desviarse y perderse un poco, frente a la parroquia de San Andrés Apóstol, por la calle de Marcos Castellanos, se encuentra una interesante pared de calaveras.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
Tips para elegir tu banquete 
 
BODAS
Cómo conocer Perú: Low Cost
 
VIAJES
La capacidad de estar sola
 
MENTE
Tendencias Primavera 2018
MODA
Los mejores moteles de GDL
 
SEXO
  • Desayuno en Jocotepec

A menos de 20 minutos de Ajijic, se encuentra Jocotepec, un pueblo que aún conserva su esencia más auténtica, lejos del exceso se turismo y es el mejor lugar para desayunar en domingo. Además de un delicioso tianguis a precios más que accesibles, en la plaza principal se encuentra la famosa birria del tartamudo, por si las bebidas en Ajijic fueron más espirituosas que hidratantes. En general, todos los restaurantes que rodean la arquería tienen birria y otras exquisitas opciones de gastronomía local. Visitar el mercado por un rico chocomilk es indispensable.

 

Como dato curioso, el malecón de Jocotepec es el que más fauna y flora originaria conserva en la rivera, además, suele estar menos lleno de turistas por lo que vale la pena darse una vuelta e incluso animarse a disfrutar de un paseo en lancha.  

  • Vampiritos en San Luis Soyatlán

 

Antes de regresar a Guadalajara, pueden cerrar la visita a la rivera de Chapala con unos vampiritos y una botanita en San Luis Soyatlán. Este poblado a la orilla del lago ofrece exquisiteces culinarias como camote del cerro, guasanas tostadas y elotes asados; además del famoso caldo michi (caldo de pescado) de su mercado. Sin embargo, lo que lo ha vuelto famoso es una bebida alcohólica: los vampiritos, se preparan con jugo de naranja natural, jugo de limón, refresco de toronja, sal, tequila y sangrita casera o clamato, y se sirven en bolsa. Se pueden adquirir en cualquier frutería y dependiendo el lugar y el tamaño su precio va de los 50 a los 100 pesos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LO ÚLTIMO

¿BUSCAS INSPIRACIÓN DIARIA?

® 2017  MUSTKNOW MAGAZINE